Uno de cada 10 alumnos en nuestro país asegura haber sufrido bullying o acoso deliberado y reiterado por parte de sus compañeros y las cifras se disparan cada año. 

La edad del acoso cada vez es menor y aunque cada vez más tiene una mayor respuesta y hay más sensibilización, las cifras son alarmantes: el bullying crece y las víctimas tardan en denunciar más de un año.

Las consecuencias en el menor que lo sufre son varias. Puede llevar al niño a sufrir depresión, ansiedad, baja autoestima...

La terapia psicológica es fundamental para ayudar a los niños. De hecho, es importante contactar con un psicólogo ante los primeros síntomas de que nuestro hijo esté siendo víctima de acoso escolar.

A través de ejercicios de respiración, enseñamos a la víctima a contener la ansiedad. A través de una reestructuración cognitiva trataremos problemas de baja autoestima y seguridad. También trabajamos las habilidades sociales, la asertividad y la forma en la que el niño se comunica a la hora de hacer saber al resto cómo se siente.



Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted