Publicado: 12 de Enero de 2018

La evitación es la conducta que más realizamos diariamente. Es un mecanismo de compensación de la ansiedad. ¡Qué adictiva es!, pero no nos deja aprender. La vida es un aprendizaje y los suspensos son implícitos a ella.