Publicado: 5 de Enero de 2018

Les hablé de usted desde el primer momento, era mi admiración y respeto hacia unas vidas trabajadas y vividas. Ella lagrimeaba sin cesar y él pávido y vestido de tristeza escuchaban mis primeras palabras. El enfermo era él, ella simplemente le amaba...